Proceso presupuestal para elaborar el estado de resultados proforma


Proceso presupuestal para elaborar el estado de resultados proforma

Para elaborar el estado de resultados proforma, se aplica un proceso deductivo en el que se incorpora la utilidad requerida como condicionante y no como resultado.

Esto quiere decir que el proceso no consiste en tomar un pronóstico de ventas, aplicarle una tarifa habitación estimada para generar el presupuesto de ventas y a este deducirle los costos proyectados, y lo que resulte sea la utilidad.

El proceso empieza al conocer cuál utilidad se debe obtener, y al disponer de un pronóstico con una estructura de costos ya inferida al próximo período, se conjugan los elementos determinando los precios adecuados, y lograr la utilidad requerida.

Este proceso de ajuste se denomina planificación de la utilidad, de la cual se obtiene el mes parámetro como promedio del presupuesto, y del cual se desprenden los de cada mes.

El proceso como tal implica la aplicación de los siguientes pasos:

  • determinación de la utilidad requerida,
  • pronósticos de ocupación de habitación y de personas atendidas en A & B,
  • estructura de costos presupuestal,
  • planificación de la utilidad,
  • estado de resultados

 

En el capítulo 4, “Análisis operacional – Evaluación de la utilidad”, se formularon las bases para conocer la potencialidad de la utilidad, concepto que se toma como punto de partida para determinar la utilidad requerida para el período presupuestal.

En el capítulo 6, “Tendencias y pronósticos”, se explicó ampliamente cómo se obtienen los pronósticos de ocupación de Habitaciones y de personas atendidas en la operación de Alimentos y bebidas.

También en el capítulo 4 se estudió la determinación de costos fijos y variables, que es la que se aplica para inferirla al siguiente período presupuestal, y se plantearon los conceptos de la relación costo-volumen-utilidad, que son los que se aplican para la planificación de la utilidad.

Al reunir todos estos conceptos, se logra presentar en forma eficiente y consistente un estado de resultados proforma.

Determinación de la utilidad requerida

¿Cuánto debe ser la utilidad?

Es la pregunta más compleja y comprometedora que se plantea al elaborar cualquier evaluación en una operación hotelera.

Una de las circunstancias más relevantes en la determinación de la utilidad es el concepto del costo de oportunidad, que se asocia con la misma concentración de activo fijo y que implica la inversión hotelera y la permanencia en el tiempo.

La problemática al asociar estos componentes es cómo el activo se valora o pierde valor de acuerdo con el comportamiento del mercado y el potencial de utilidad futura.

Es de suponer que en el caso de un hotel que ha permanecido en el mercado 30 años y cuyo índice de penetración ha sido afectado por el deterioro del activo, su avalúo está comprometido por el potencial de venta y utilidad en el futuro.

En el capítulo 4 se explicó ampliamente el concepto de utilidad potencial aplican- do la práctica de sensibilidad (relación costo-volumen-utilidad), que determina la potencialidad en generación de utilidad de la operación al existir las condiciones adecuadas en cuanto a la parametrización de costos, ocupación y precios.

 La utilidad requerida se deriva del concepto de inversión. Esta diferencia entre utilidad potencial y requerida es importante considerarla, ya que con frecuencia se presentan situaciones en que un hotel genera resultados aceptables considerando las condiciones del mercado, estructura de costos y aprovechamiento del activo, pero…

Write a Comment