Determinación de costo fijo y variable


Determinación de costo fijo y variable

Administración: Honorarios profesionales, servicios contratados, suscripciones, servicios bancarios, alquileres, gastos legales, correo, suministro de papelería, suministro de impresos, gastos de oficina central, gastos de viaje y viáticos, gastos de representación, transporte urbano, fletes y acarreos, contratos de seguridad y vigilancia, decoración, donaciones, afiliaciones, atenciones clientes, gastos de cobranza, entrenamiento, servicios médicos (asistencia externa), relaciones internas al personal, selección de personal, exámenes médicos, transporte empleados, auxilios de vivienda, gastos de relocalización de empleados y auxilios (educación).

Sistemas y Telecomunicaciones: Llamada local, llamada a larga distancia nacional e internacional, Internet, teléfono celular, suministros de papelería, desarrollo de programas, accesorios, entrenamiento, alquiler y mantenimiento de equipos.

Recursos Humanos: Suministro de papelería, suministros impresos, selección de personal, transporte de empleados, programas de reconocimiento, trabajo social, capacitación, relaciones internas personal, exámenes médicos, vivienda empleados, gastos de relocalización y auxilios para estudios.

Mantenimiento: Contratos de mantenimiento y suministros.

Mercadeo: Suministro huésped, papelería, impresos, artes finales, periódicos y revistas, radio, directorios, vallas y avisos publicitarios, televisión, teléfono, gas- tos de viaje y viáticos, atenciones clientes, gastos de representación, alquileres, atenciones especiales, transporte urbano, trade shows y correo.

Como se aprecia, la mayoría de estos costos fijos son discrecionales o programa- dos y pueden cambiar por decisiones administrativas. Existen comportamientos de costos fijos que provienen de compromisos previamente adquiridos que general- mente se asocian con la propiedad y que se identifican como cargos fijos, estos son:

Gastos no operacionales: Gastos financieros, seguros a la propiedad, impuesto predial y arriendos. También se consideran costos fijos la depreciación de activos fijos y la amortización de diferidos.

De acuerdo con lo anterior, los costos fijos de una operación hotelera se pueden clasificar según la incidencia administrativa sobre ellos y su justificación. La nómina fija, los costos fijos discrecionales y los costos fijos comprometidos son los tres enfoques para orientar un análisis de costos fijos. La nómina fija se distingue por su importancia y por los argumentos que se requieren para su justificación, dependiendo del tamaño y la logística del servicio.

El comportamiento de los costos fijos con respecto a la venta o medición de actividad es constante al representarlos en una gráfica en la cual el eje horizontal

Write a Comment